Escribir en Puerto Rico: Reflexión sobre la(s) literatura(s) presente(s) (III)


  • Mario R. Cancel
  • Escritor y profesor universitario

III. Los escritores en Puerto Rico han realizado un esfuerzo por tomar distancia de las llamadas generaciones del 1960 y el 1970. Esa decisión traduce oposiciones filosóficas, sistemas interpretativos que se presumen contradictorios, y percepciones binarias y maniqueas que no siempre son insalvables. Las rupturas y las discontinuidades en la historia cultural nunca son totales. Los discursos literarios que se han impuesto en los últimos 30 años no son ni han aspirado ser considerados originales ni propuestas radicales de rompimiento. Solo se ha pretendido marcar la diferencia entre ambos mundos mediante un proceso consciente de choque con ese pasado monumental.

GUAJANADos elementos distinguen esta oposición filosófica. De una parte, está lo que se ha denominado el reconocimiento del fin de las certezas y sus implicaciones ideológicas. El fenómeno tiene que ver con la afirmación de una actitud de desconfianza con respecto a los ideales de la posguerra y sus utopías sociales. En general, la producción literaria del 1960 y el 1970 se cimentó sobre la posibilidad de un cambio y el reconocimiento del papel estelar de los escritores como portavoces de un pueblo o una clase en ese proceso. Desde 1990 a esta parte, muchos consideran que ese sueño es una pesadilla, y que el presunto protagonismo del escritor es solo una ficción.

De otra parte, el propósito de construir una identidad -sea nacional o social- considerado como un deber inseparable de la condición del escritor, se ha venido abajo. Desde el 1990 a esta parte ese debate ha desmerecido de manera radical, según se acepta la premisa de la fragilidad de ambos discursos identitarios. La contingencia del yo en el mundo del hipermercado y la era de la informática, se ha convertido en un asidero más cómodo a la hora de escribir.

La expresión más transparente de la toma de distancia se expresa, me parece, en la confianza con que se enfrentan los escritores del presente al orbe de la alta tecnología y sus aplicaciones informáticas. En ese territorio, el contraste con la discursividad y la praxis del 1960 y el 1970 es evidente. Lo que para aquellos representaba una amenaza para la humanidad ante el sueño de su liberación, ahora es un lugar común de los escritores-consumidores en la postmodernidad.

El contraste puede ser resumido de un modo sencillo, siguiendo una síntesis de Gianni Vattimo (Vattimo, 1998, 78). Los escritores reconocen el papel determinante que han desarrollado los mass media o medios masivos de comunicación.  Se muestran conformes en que los mismos hacen de la sociedad del presente una más consciente de sí y más compleja. Incluso saben que esa conciencia de sí tiene mucho que ver con el poder y no con la idea romántica de la verdad. Pero aceptan que en ese caos ficcional mediático, hay espacios para la libertad y, en ocasiones, alguna esperanza de emancipación. Los autores del 1960 y el 1970 escribían contra esa tendencia. Los escritores del 1990 al presente escriben desde adentro de ella.

Esto tiene implicaciones enormes en la imagen del escritor. El papel que en 1960 y el 1970 tenía la universidad, la academia y los intelectuales, en el proceso de legitimación de la escritura y el autor, sigue allí, pero ya no es decisivo. A numerosos escritores, incluso, les interesa poco. Otro tribunal ocupa su lugar: los mass media o medios masivos de comunicación, un artefacto determinante de mercado, se ha hecho cargo de esas tareas.

Nota: Para leer las partes I y II de esta secuencia en formato Word, visite los siguientes enlaces:

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: